viernes, 4 de diciembre de 2015

Llamada

Llámame en silencio,
en el miedo.
Llámame cuando ya no quede nadie,
cuando se apague el alba,
cuando mueran mis anhelos.
Llámame entre la gente,
en el anonimato.
Llámame cuando vuelva todo el mundo,
cuando sea muy tarde,
 cuando vuelvan los monstruos de la calle.
Llámame con las olas,
con la brisa del mar.
Llámame cuando llegue la tormenta,
cuando se inunden nuestros pensamientos,
cuando nos ahoguemos en la nada.
Calla y grita,
vacío de esperanza,
lleno de grises matices.
Vive y muere,
enterrado en tus recuerdos,
sobrevolando tus posibilidades.
Llámame cuando me lleve la marea,
aunque no vuelva y ya no sea yo.
Llámame en mi partida,
aunque te duela y ya no seas tu.